Resultado de imagen para sunat

Un fallo favorable no garantiza la restitución de un pago efectuado bajo protesto.

Cuando un contribuyente estima ilegal o inconstitucional el cobro que pretende efectuarle la Administración Tributaria, tiene, entre otras, dos opciones: i) impugnar el cobro de la supuesta deuda en la vía administrativa, para posteriormente iniciar un proceso contencioso administrativo a nivel judicial o ii) iniciar un proceso de amparo invocando la inaplicación de las normas que sustentan dicho cobro.

Usualmente, el contribuyente decide pagar la deuda tributaria materia de cobro para acogerse al incentivo de la rebaja en la multa en aplicación del régimen de gradualidad, para evitar la generación de intereses moratorios o simplemente porque agotó la vía administrativa y la deuda se tornó en exigible coactivamente.

En cualquier caso, la finalidad última del contribuyente es obtener la restitución del importe pagado bajo protesto, pero dicho esfuerzo podría truncarse si opera la prescripción del derecho a solicitar la devolución, situación en la que muchos de los contribuyentes inmersos en un litigio no reparan.

En efecto, resulta relevante tener en cuenta que, de acuerdo con el Código Tributario, el plazo para solicitar la devolución de los pagos indebidos prescribe a los 4 años. No obstante, genera dudas a partir de cuándo debe computarse dicho plazo, pues el artículo 44 del Código Tributario dispone: “El término prescriptorio se computará: (…) 5. Desde el uno (1) de enero siguiente a la fecha en que se efectuó el pago indebido o en exceso o en que devino en tal (…).”

Ante esta disyuntiva, el Tribunal Fiscal ha aclarado que el hecho que desencadena el plazo prescriptorio en comentario es el pago de la deuda, el mismo que se considera indebido desde la fecha en que se efectúa y no a partir de la sentencia que declara fundada la demanda e inaplicable determinada norma para el contribuyente (RTF 1478-3-2017, 15264-8-2013, 2268-3-2004, entre otras).

Resulta importante que los contribuyentes tengan en cuenta que en caso de haber efectuado el pago de una deuda que se encuentra impugnada, deberán solicitar la devolución del pago efectuado bajo protesto a fin de lograr con ello interrumpir el plazo prescriptorio.

Si bien la solicitud será infructuosa, debido a que el tema de fondo aún se encuentra en litigio, el contribuyente podrá continuar con el procedimiento contencioso tributario para, con ello, suspender el cómputo del plazo prescriptorio.

Claro está que, para presentar oportunamente la solicitud de devolución, deberá llevarse un control del plazo que transcurra desde el momento en que se efectúe el pago y de este modo se evitará la infeliz circunstancia de obtener un fallo favorable que no podrá hacerse efectivo por haber operado la prescripción del derecho a solicitar la devolución.